domingo, 25 de octubre de 2020

Si Estamos en Unidad

 

¡Saludos apreciado lectores!




Hay un relato en el libro de Génesis, (capítulo 11) de la Biblia, mejor conocido como la -Torre de Babel-  el cual dice que Dios Creador, disperso a estos pueblos y personas confundiendo su idioma; pues todos hablaban un solo lenguaje y se entendían. Entonces desafiaron al Creador construyendo una alta torre, para llegar hasta el cielo. Según algunos comentaristas de estos hechos históricos, concluyen que no se les destruyó porque estaban Unidos y en Paz. La voluntad y propósito de nuestro Creador-Eterno es que los pueblos y familias estén en “Unidad y Paz"

Este sábado 24 de octubre 2020, las Naciones Unidas celebran el 75 aniversario; recordando que fue en 1945 cuando entró en vigor el acuerdo fundacional de seguridad y apoyo pacífico entre sus integrantes. A la fecha no hay otra organización que tenga la legitimidad  y poder de convocatoria. La esperanza de las Naciones Unidas en medio de pandemia mundial es: “Nosotros: los pueblos, las personas, somos la base y el corazón de lograr Unidad, con el fin primario de ayudarnos y vencer al enemigo común; el esfuerzo debe ser de todos nosotros”

¿Cómo? -Te preguntarás- sencillo,

¡Cumpliendo las normas de Bioseguridad, estaremos unánimes!


jueves, 1 de octubre de 2020

Oportunidad diferente y única

Tesoros Verdaderos


Estando en una exposición escolar sobre los tesoros, los alumnos, hablaron del oro, del petróleo, de los diamantes y esmeraldas; ninguno hablo del tesoro humano. Según la Unesco un tesoro vivo es una persona que posee un alto grado de confiabilidad debido a sus conocimientos en la práctica de su profesión, llegando a ser reconocido como autoridad influyente; también se le conoce como: “Patrimonio Cultural Inmaterial” sin embargo, una joven hablo de la sal como un tesoro único e irremplazable.

Saludos apreciad@s amig@s, acompáñenme a conocer una interesante historia antigua, relacionada con la sal.

Existió un rey en arabia muy poderoso, rico e influyente; tuvo tres hermosas hijas; llegado el momento de entregarlas en matrimonio, le asigno a cada una varios tutores personales, pero diferentes; para luego analizar las enseñanzas y los dotes reflexivos individuales. Pasaron un par de años y organizó una gran fiesta con los príncipes casanderos de aquellos lugares; en la fiesta cada una elegiría a su futuro esposo y rey. Pero antes llamó a cada una en privado y les hizo esta misma pregunta: ¿princesa hija mía, como ves a mí de valioso, tu padre y rey?

La joven mayor Coraline, pensó unos segundos y contestó: “Padre yo te veo valioso y radiante como el mejor oro que guardas en los tesoros del reino; el oro es considerado el metal más manejable y dúctil, pero incorruptible, es noble y blando ante las aleaciones con otros metales. Al igual que tu personalidad padre mío” Sabemos de las valiosas alianzas que haces con tus vecinos y con todos tus servidores, esos dotes te dan un brillo valioso en la región. 

la Segunda en edad Eleonora, le contestó: “Querido Padre, yo te veo más valioso y misterioso como las piedras preciosas; tanto ellas como tú son regalos indescriptibles de la naturaleza; al igual que ellas, tu consejo es curativo para quienes te escuchamos.

El rey quedó atónito ante aquel halago, que sólo pudo decir: ¡Recibe siempre mi bendición! Momentos después estuvo ante su presencia, la menor llamada Glenda; ¡Padre -dijo- mi corazón y mi mente te ven igual de valioso a la sal! Al escuchar esas palabras, el rey se transformó en otro ser; niña insolente, como te atreves a hacer esas comparaciones, con algo tan burdo como y tan falto de valor; serás castigada y alejada del castillo principal y no estarás en la fiesta real. ¡Grito a la guardia, enseguida se presentaron! y les ordenó llévense a la princesa a la casa de castigos. Días después en la gran fiesta de celebración, llegó el momento de la cena, orgullosamente el rey invito a los reyes y príncipes a degustar los banquetes.

Sin embargo, cuando estos probaron los variados platos, quedaron en silencio. El rey preguntó: ¿Qué pasa?, ¿ya probaste la comida? Al probar supo que ningún plato tenía sal, encontrándola insípida y nada agradable. De inmediato mandó llamar al cocinero mayor, que era muy cercano a la familia real; el cocinero contesto: con la madre reina, estuvimos de acuerdo de no salar la comida, para que todos comprendamos, cuán valiosa y única es la sal para el paladar. El rey pidió disculpas a sus invitados; y se retiró a llorar, luego que leyera la nota de su hija Glenda que le entregará la reina. La nota decía: “Y sazonarás con sal toda ofrenda que presentes, y no harás que falte jamás de tu ofrenda la sal del pacto de tu Dios; en toda ofrenda tuya ofrecerás sal” -Levítico 2:13- ¡Padre: para mí eres ofrenda especial para el Supremo Creador, al igual que la sal! 



La Unesco considera al Ser Humano como valioso e influyente de acuerdo a su capacidad y buena actitud para compartir conocimientos y servicios benéficos a las personas y a la humanidad; independientemente de su raza o color o su procedencia sociocultural.






 


lunes, 14 de septiembre de 2020

Conociendo los tres tipos de Educación

 

¡Saludos apreciados amigos!

                             


En el relato de ayer, conocimos una historia de alfabetización, en un panorama de guerra. Y continuando la idea de la necesidad humana de recibir y de buscar la educación, recordé cuando al aprendiz llegó a donde su mentor a pedirle consejo sobre si asistir a la escuela, o iniciar a trabajar. El abuelo de la playa muy paciente como siempre,  le recordó,  las tres modalidades de educar al niño, a la mente, al intelecto y a la trascendencia. Acompáñenme, a sumergirnos brevemente en ellas.

Desde que un bebe está en el vientre, él ya siente y escucha los murmullos de su madre y si el padre es cercano y le habla, él percibe sonidos y sensaciones de su entorno. De ahí la importancia de tener un hogar en armonía. Luego cuando sale al mundo aprenderá a reír y a expresarse de acuerdo a como observa y siente de su hogar. Luego  se deben respetar sus tiempos para gatear, hablar  y caminar; se le enseña a jugar y a la vez jugando escribe, lee, dibuja; estas son enseñanzas básicas, como también la oración, la gratitud y las relaciones.

Esta etapa básica, termina entre los 7 y 10 años, pasando a la educación necesaria para la convivencia en el hogar, en la sociedad y para que el nuevo joven aprenda una arte o un oficio para ganarse la vida. Los sociólogos dicen que así nazca en cuna de oro, es saludable y necesario que aprenda el valor de la vida y el aprecio por las personas, por los recursos naturales, el respeto por los diferentes oficios y servicios. El ideal es que se especialice en lo que siente atracción natural. Aquí están los doctores, los administradores, la policía, etc.









domingo, 12 de abril de 2020

Sanear finanzas, observa en 2 minutos


Nuestro compartir es sencillo, promovemos crear una red de compradores digitalmente.



¿Cómo lo hacemos?
 Conectándonos a una plataforma de gestión en tres pasos...




miércoles, 25 de marzo de 2020

En tiempos de Crisis, tiempo de oportunidad


A veces se nos presentan momentos de crisis que los podemos transformar en oportunidades.




Nuestro invitado, nos da más luces sobre nuestro concepto de crear empresa, sin importar nuestra actual condición.



lunes, 23 de marzo de 2020


Saludos a líderes, hombres y mujeres que estén buscando soluciones económicas, mediante una forma de comercio ético y legal, para sanear finanzas y crear ingresos superiores.






Ven, estudiemos la ciencia exacta de la creación de riqueza, a través del capitalismo solidario y   acciones colaborativas.

Más información en Whatsapp 57 3125218576



miércoles, 26 de febrero de 2020

domingo, 23 de febrero de 2020

Los Nuevos Profesionales



Desde su presente, con una conexión a internet; puede crear una distribución y comunidades virtuales de compradores y empresarios en la economía colaborativa. Nuestro concepto de empresa esta basado en las redes de mercadeo con Amway Global.



Sin abandonar su actual ocupación, ¡ven, únete a la esperanza de un presente mejor!


domingo, 29 de diciembre de 2019

¿Qué he de hacer para tener éxito?


Cuando despierta la conciencia llega la pregunta: 
¿Qué he de hacer para tener éxito?
¡ Ama a tú prójimo, como a ti mismo!



Dice el empresario  Andrés Londoño: 
"Ser exitoso es un acto de amor propio"



sábado, 28 de diciembre de 2019

jueves, 26 de diciembre de 2019

Entrenar los Comportamientos

“El hombre que adquiere la habilidad de tomar total posesión de su mente, puede tomar posesión de cualquier cosa” -Andrew Carnegie-

El caminante participo en el entrenamiento para aprender a desarrollar los comportamientos necesarios para lograr consolidar una visión. Estamos hablando a empresarios que ya tienen claro una meta o un sueño personal; porque así tengamos ya una empresa, nada se consigue si falta un líder entrenado en los comportamientos puntuales; decía el entrenador.


¡Saludos apreciad@s amig@s!
Andrew Carnegie, fue un rico industrial de principios de siglo; su vida y obra ha dejado una derrama de lecciones en el campo que educa la riqueza; nueve de cada diez logros de la raza humana, se hicieron posible porque un soñador, desarrollo varias destrezas o comportamientos, en este compartir me centraré brevemente en tres: 1. Visión, todo lo fábrica la mente, dicen quienes ya lo han logrado, primero instruyeron a la mente.


Toda vez que se le ordena una serie de acciones, y se crean los comportamientos puntuales, ella inicia a buscar los medios, hasta cuando los encuentra. 2. La auto-complacencia es el primer indicador de debilidad; -se convierte en el enemigo de la visión- cambiar hábitos de pobreza, es la tarea más complicada de ejecutar; dice el entrenador: -el 90% de los emprendimientos fracasan por el flagelo, de comodidad mental-

3.La creatividad acompañada de la pasión va a ser el único comportamiento capaz de vencer las debilidades del emprendedor; para que una persona logré conquistar la visión; debe activar el potencial interno, y las energías del corazón aliadas con la mente entrenada para la tomar la riqueza, que el Cielo tiene reservada, sólo al que se atreve a cosechar acciones en orden con la visión y el buen servir.